Precauciones al encontrarnos perros sueltos por el monte

Lo escribo recordando mi encuentro de hace años con un mastín en las faldas del monte Urkiola y manteniendo mi negativa a volver a esa zona desde aquello. Ahora gracias a Club Senderismo Valencia al menos tengo una información muy útil para la próxima ocasión y añado otros puntos dada mi traumática experiencia.

Es probable que nos encontremos con perros sueltos ante los que debemos adoptar ciertas precauciones ya que desconocemos si son asilvestrados, perdidos, abandonados o de alguna persona que transita por el lugar, por lo que la posibilidad de un ataque imprevisible existe. Si vamos con nuestro perro evitaremos que se encuentren hasta descubrir la situación y la actitud del desconocido.

- Si divisamos un perro o varios cerca: es conveniente no acercarnos ni hacer ningún gesto que pudiera desencadenar un ataque por su parte y alejarnos de la zona con tranquilidad

- Si el animal ya se ha acercado a nosotros: recordaremos el eslogan que se puso en marcha en Estados Unidos para prevenir esta situación, “Sé un árbol (Be a tree)”. Suele ser lo más efectivo si nos encontramos con un solo perro asilvestrado en un paseo por el campo y se nos acerca de manera ofensiva. En cuanto pierda el interés normalmente se acabará marchando y podremos continuar la marcha y comunicar al Seprona la presencia del animal.
  • Quedarse completamente inmóvil
  • No chillar
  • Pegar las manos al cuerpo
  • No mirar al perro aunque nos mordisquee
y añado: En caso de que el dueño aparezca:
  • Mantener esos cuatro puntos hasta que el perro acuda a su llamada o hasta que el dueño se acerque a nosotros
  • Si el animal mantiene la postura ofensiva y no obedece al dueño para que se retire le pediremos que nos indique cómo alejarnos. Le pediremos que sujete al perro mientras bajamos la mochila con movimientos muy lentos y suaves hasta ponerla a modo de escudo aún sin mirar al perro y seguiremos las instrucciones
  • En caso de que la situación se descontrole y se acerque dando mordiscos o empujones usar la mochila como escudo sin golpearle e intentar mantener la calma sin gritar hasta que el dueño consiga agarrar y contener al animal
  • Cuando ya esté controlado alejarnos a paso ligero y no correr hasta que les perdamos de vista, alejarnos lo más posible y buscar refugio hasta cerciorarnos de que el animal no nos ha seguido. Si es así pedir ayuda por teléfono al 112
 - Si se nos acerca una jauría: si en una jauría de cinco perros hay dos que muerden, incitarán al resto a hacerlo. En este caso la situación cambia por completo, aunque nos quedásemos quietos probablemente nos acabarían mordiendo.
  • Si se acercan de lejos y no podemos refugiarnos intentar coger algo lo más voluminoso posible para ponerlo como barrera y poco a poco ir alejándonos
  • No chillar, ya que esto empeoraría el ataque, y no correr salvo que con ello consiga llegar a un refugio
  • Llevar siempre un teléfono móvil ya que si conseguimos refugiarnos es posible que los perros se queden fuera haciendo guardia y necesitemos pedir ayuda

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reconocer huellas de animales

Usos y configuraciones de un tarp

Acampada libre

Diferenciar la huella de perros, lobos y zorros

Ir al monte con perro

Moldes de huellas de animales con escayola